.
RSS Facebook Twitter YouTube

lunes, 4 de abril de 2011

Digo Yo....

Reflexiones sobre el Hombre Light

Los avances de la ciencia y la tecnología han producido variados cambios en los estilos de vida de la sociedad. En este mundo tan superficial que hoy nos alberga aparece el Hombre Light, un modelo de persona que los estudiosos han calificado como un ser carente de esencia, consumista, envilecido, que contempla la vida como un goce ilimitado. Para conocer mejor qué es lo que piensa y siente esta gente, los lugares que frecuenta y los estratos sociales a los que pertenece, adentrémonos en un imaginario y antipático  - para muchos- viaje por el Mundo Light.



El modelo Light
Jhon X es uno de los miles de jóvenes chimbotanos con deseos de superación y grandeza. Estudia en cualquier universidad de nuestra localidad y está convencido que tendrá mucho dinero y triunfará en la vida. Entre sus aspiraciones se encuentra comprarse un moderno automóvil, vivir en una gran residencia y tener a las mujeres más lindas a su lado; así podrá ser admirado o envidiado por los demás. Este es el frío razonamiento que tiene el hombre Light, preocupado siempre por su ascenso social y en busca de los placeres más libidinosos.

El deseo y la atracción por las comodidades, los grandes lujos y las exageradas pomposidades en su estilo de vida es el sueño de la gente Ligth. Este irresistible deseo los empuja a realizar "cualquier cosa" con tal de materializar sus anhelo, escribe el psicólogo Enrique Rojas en su obra "El Hombre Light"

Jhon X convertido en profesional y animado por los beneficios que suele otorgar la política, postulará a un cargo público, el mismo al que accederá gracias a su simpatía y sus  selectas relaciones sociales. Una vez en el poder saciará todos sus apetitos materialistas, sin importarle que su nombre sea vinculado en sonados casos de corrupción. 
 
Otra característica del hombre Light es que adquiere gran información a través  de los medios de comunicación y el internet, pero no es capaz de hacer una síntesis de aquello que percibe y en consecuencia va convirtiéndose en un sujeto trivial que acepta todo y es manejable ideológicamente. Ser rico o ganar mucho dinero son las mejores cartas de presentación en el ambiente light. Si eres poderoso y haz triunfado en la vida serás idolatrado y te convertiràs en un ejemplo digno de imitar.

Los temas predilectos para “discutir” en las reuniones light son: la vida ajena, los viajes o paseos, las fiestas pasadas, la última separación conyugal, el agarre de la “flaca” de la esquina en el tono del sábado, entre otros.

En el mundo Light según el Psiquiatra Marco Aurelio Denegri “Se ignoran las leyes y los códigos. Piensan que la ley sirve para tres cosas aquí en el Perú y en todas partes: para leerla, para reírse de ella y para botarla a la basura”. Bajo esta consigna el hombre light se mueve en el mundo a su libre albedrío. Recorre su existencia consumiendo, entretenido en cualquier “asuntillo” y pasándola bien sin más pretensiones.
 
Los de abajo también son…
Quienes creen que el modelo Light sólo puede encontrarse en las zonas residenciales o es “privilegio” exclusivo de las clases sociales altas, no han visto en los últimos años la increíble evolución  del marketing y la publicidad que sumado a la masificación de los medios de comunicación  han desarrollado y acercado una infinidad de modelos de vida, productos y servicios a los estratos más bajos de la urbe, formando y deformando un nuevo modelo light.

Jhon X puede vivir en la remozada urbanizaciòn Los Cipreces del distrito de Nuevo Chimbote o puede ser un peculiar habitante del Asentamiento Humano Ramal Playa de Chimbote. Si tuvo la suerte de nacer con el cabello rubio estará orgulloso y se jactará a cada momento de sus cualidades estéticas; pero si no fue así, Jhon X tiene la oportunidad de teñirse la cabellera y quedar mismo Sayayín.con la cabeza dorada o de cualquier otro color si es que sus gustos son más estrambóticos. Podrá también optar por cualquier instrumento artificial para hacerse más lindo o linda. La belleza es una batalla que el hombre Light trata de ganar a toda costa.

El mundo globalizado necesita de más gente light. Seres humanos que se pierdan en sus placeres, que gasten y gasten cada vez más dinero en el intento de sentirse felices. El mercantilismo les ofrece HOY la "gran oportunidad" de conseguirlo. 

El Dr.Denegri asegura que la increíble tecnología que tenemos ahora como el internet está en manos de trogloditas. "Entonces de veinte correos electrónicos que uno recibe, hay 18 que son cojudeces" El ser humano es un basuralizador por excelencia. Basuralizar es convertir alguna cosa en basura. El hombre Light tiene una fascinación por lo bajo. Una añoranza por el lodo".

Drogas y sexo: El costo del placer
En el mundo light esta insalubre combinación suele ser una constante, pues sólo así puede asegurarse el éxtasis pleno.

Para el hombre light las relaciones sexuales representan un placer fugaz. Por qué habría de preocuparse en conocer a la otra persona si luego del encontronazo amatorio sus vidas seguirán caminos distintos. El alcohol y las drogas lo desafectan de cualquier compromiso conyugal.

En la actualidad existe una idolatría hacia el sexo. El pudor y la vergüenza son “arcaísmos” que han dado paso a la iniciación sexual tempranera. El amor es una ruta traviesa y divertida en la que se mezclan valores como la conquista, búsqueda del placer y el disfrute sin restricciones. El hombre light está convencido que el sexo y el amor significan lo mismo. A este tipo de persona le da todo igual y está siempre en busca de diversión; sin embargo esta apoteosis de lo superficial ha ido teniendo una serie de dramáticas consecuencias como adicción al sexo, a la droga, al juego y a los sedantes que lo han conducido muchas veces hacia la muerte física o espiritual.

En conclusión el modelo light representa una porción cada vez más mayoritaria de la sociedad  que  està enferma de permisividad y relativismo. La amistad verdadera, la sinceridad,  la caridad y muchos otros valores humanos han sido enterrados por los poco sensibles medios de comunicación, por el mal uso que se le han dado a las nuevas tecnologìas como el internet y las redes sociales, pero sobre todo a la aplicación en el mundo de modelos económicos y culturales que han alejado al hombre de los valores morales más esenciales.

Marco Aurelio Denegri se muestra radical sobre este tema al afirmar que hace tiempo se está produciendo un ser humano de baja calidad. "Hay una degradación, un proceso involutivo de la especie. Cada vez se está produciendo más basura biológica. Todo lo que vale debe ser seleccionado. No se puede tener una especie como la humana con tantos miles de años sin seleccionar. Lo selecto es lo único que vale la pena. Sin embargo, el ser humano se ha dado el lujo, durante miles de años, de no seleccionar nada. Por eso estamos en una etapa crítica. Yo creo que esto es irremediable, el ser humano ya se fue al carajo..."
 
Hoy vivimos a gran velocidad, disfrutando cada segundo de nuestra existencia, pensando en ganar cada vez más dineroo, diseñando planes para que la juerga del fin de semana. sea lo más chévere posible. No nos detenemos por un momento para lanzar una plegaria por los pobres y miserables del mundo o por el vecino de al lado que muere de cáncer. En el mundo existen cada vez más guerras estúpidas, más dolor en las esquinas, en los párpados de los niños abandonados con los que cruzamos por la calle. pero son pocos los que alzan su voz de protesta. Nosotros sólo miramos. Nos conformamos con  vivir alegremente. !Por favor no nos hablen del futuro!. !Qué tontería!!Vivamos el presente!. Total, como dice Denegri: "La humanidad ya se fue al carajo". ¿Lo crees o no?.

3 comentarios:

  1. =)! Me había olvidado de El Hombre Light de Enrique Rojas, y justo, hermosa casualidad, me lo acabas de recordar en un momento preciso de mi vida, con añadidura de las disertaciones de Denegri que, valga el entusiasmo, ya de por sí hace cualquier tema revalorativo más delicioso.

    La diversidad genera caos y belleza; me refiero a la belleza en todo su contexto y no sólo estética, que como ya sabemos es relativa al canon. Está demás explicar que como Humanidad somos naturalmente diversos, el asunto, creo, está en afrontarlo; es decir, afrontar sus consecuencias caóticas. Procurar que esos polos fundamentales, como lo exponía Prohudon y Nietzsche, se contrasten adecuadamente - Ley dialéctica del materialismo que explica el tiempo -. El asunto está, citando La Gaya Ciencia de Nietzsche, en que se afronte las teorías de una forma apasionada y práctica, y que la acción no se quede en el intelectualismo barato y reclusión, que suele dar fácil posición de apunte y crítica; y en clara visión, poca posibilidad de acción. – Nietzsche refería a la armonía como la lucha equitativa de dos grandes polos en contraste; contextualizándolo a Freud, el Eros y Thanatos). Considero que el problema de una u otra manera tiene mucho que ver con la organización económica y social dirigida por el estado, donde el sistema económico predominante, que bien no determina, suele favorecer al envilecimiento espiritual. Producto de eso es el contraste indiferenciado en los polos, y sólo visible tardíamente a través de sus consecuencias; aunque no directamente marcadas, sí alusivas. Ejemplo de consecuencia poco visible es el peligro que hoy afronta Japón en el centro nuclear de Fukushima. Viendo estas diferencias entre los polos de acción necesitamos que los intelectuales, que son los más capacitados para formular los nuevos sistemas de pensamiento, se apasionen y sigan haciendo su trabajo de dirección para que el mundo de organice entorno a la identificación de su clase y que los seudos intelectuales, que no producen como los grandes intelectuales decenas de libros no sólo de creación sino de ensayos, investigación, etc. pongan sus manos, ya sea con guantes a una labor más activa y menos panfletaria - me refiero a algunos casos – . Y que ambos se preocupen tanto en la producción de sus medios y no sólo de la ostentación lujosa del mensaje. Que la preocupación de entendimiento no sólo sea individual, sino de hacerla compartida, ya que todos somos el engranaje de un mismo ecosistema- y no sólo el pequeño ego que a veces nos posee -. Para no hacerla larga cito el abusado concepto de conocimiento de Sócrates, “el que no utiliza lo que ha conocido es porque aún no lo ha conocido.”

    ResponderEliminar
  2. es muy limitado hacer un prototipo de hombre

    ResponderEliminar
  3. Rhazú (Holden Caulfield),

    el modelo económico no favorece el envilecimiento espiritual, no lo hizo, ni lo hará...los modelos económicos no hacen eso.

    El modelo económico sí favorece a la inversión privada, y ésta es la que en su mayoría tiene una visión que procura al consumismo y las ambiciones inanes de la mano de un marketing inescrupuloso.

    El problema se encuentra ahí, pues es el sistema privado el que nos induce al prototipo de un hombre light.

    El Estado sólo puede intervenir invirtiendo en no sólo educación efectiva sino de universia que asegure nuestro desarrollo espiritual, pero para que ello suceda primero tenemos que afrontar los grandes baches que tenemos en infraestructura, institucionalidad y salud...

    Y quienes también pueden hacer al cambio desde sus plenas facultades son los ciudadanos, quienes se puede organizar y declararse en contra de la corriente consumista, pero para ello falta liderazgo, y es de lo que más escasea en nuestro tiempo debido al mismo sistema consumista...

    ResponderEliminar

Vamos, no seas tímido. Exprésate. Comenta.