.
RSS Facebook Twitter YouTube

viernes, 8 de enero de 2010

MORI DOS AÑOS

Morí dos años enclaustrado
en un frágil calabozo de carne y huesos (tu cuerpo)
Tu lengua es asesina, filuda y cosquillante,
delicioso puñal que conquistó mi pecho,
mis muslos y todo territorio
asomado a su paso.
Reinaron tus caprichos en mi boca,
apetecible corona de cerezas,
tiernas copas en las que se sirve
el preámbulo de la muerte.
¡Bebí de ellas sin mesura!
Supe morir en el corto y estrecho
sendero de tu espalda
y arriesgué mis manos en el límite de tu cintura.

¡Morí tantas veces en el borde de mi cama!
La que tiempo atrás fue tu cama. Ya no es tu cama.
¡Hoy te espera desvelada!
Morimos juntos detrás de una ventana,
tú arañabas los vidrios
imitando a la peor de las fieras
y yo era el domador de tus ansias.
Sobreviviste a nuestra muerte y
me salvaste de morir para seguir muriendo.
Yo morí sabiendo que morir contigo
era el premio anhelado de la vida,
pero llegaron los vientos embusteros de otoño
y rauda te fuiste volando con ellos
sin decir ¡espérame!
o
¡volveré cuando nazca la primavera!
Ya no es por morir contigo
que estoy muriendo;
haberte vuelto invisible es lo que me mata
y empuja hacia mi entierro.

2 comentarios:

  1. La he leído en voz alta y es buena, muy buena...
    al final como que me desencaja un poquitín, sólo un poquitín...
    Pero está muy bueno!!!
    Puede ser parte de una music electrónica :P:P:P

    ResponderEliminar
  2. Me agradó, hay mucha sugerencia. Aunque no se me quita del paladar el sabor Saenziano xD

    ResponderEliminar

Vamos, no seas tímido. Exprésate. Comenta.