.
RSS Facebook Twitter YouTube

lunes, 15 de agosto de 2011

Jaime Vásquez Quiroz, Periodo 3: Olas de misterio (1985)

Entrevista a Jaime Vásquez Quiroz

Luego de haber marcado un hito en su carrera artística con la exposición de obras "A la Sombra del Acero", su entusiasmo marino lo empujó a recorrer otras costas del país que amplíen las fronteras de su mundo creativo, yendo a parar a la Reserva Natural de Paracas, cuya mitología popular terminó por marcar la característica de este nuevo periodo donde la transparencia de las olas y la energía dinámica de los personajes en sus entornos dramáticos son el tratamiento magistral de su obra: Olas de Misterio.

 (El Pescador Perdido- acrylic on canvas, 90 x 45 cm)

¿Por qué Paracas, y por qué no otros puertos?
Fue un viaje circunstancial. Una noche estábamos haciendo bohemia con un grupo de pintores y tomamos como tema Paracas. Hablamos de su bahía y su cordillera prehistórica que terminaba en el mar, llena de fósiles de animales extintos y además de leyendas de los lugareños. (…) una amiga, pintora nos propuso viajar durante la noche a Paracas, para amanecer en la bahía, y tuve el placer de recibir el amanecer del día siguiente recostado en la arena de Lagunilla. Motivado tuve varias visiones de temas, que luego se tradujeron en la serie Olas de Misterio, que es una serie que de alguna manera traduce en imágenes historias contadas por los pescadores del lugar.

¿Qué de especial tuvo su Mitología Popular, de qué trata y cómo influencia ésta en su obra?
Una de las cosas que quiero dejar en claro, es que yo sólo recojo argumentos y lecturas de imágenes que me puedan brindar temas para mis obras. Las historias son casi tan similares como las de Chimbote y todos los puertos costeros del Perú, sólo que la presencia de un terreno prehistórico como es el de Paracas me motivo para crear alegorías naturales de animales extintos cuya existencia se haya perdido en el tiempo. A diferencia del periodo A la Sombra del Acero basada en Chimbote en la que los elementos alegóricos, son estructuras fabriles.

La naturaleza y el dramatismo del hombre frente a ella han sido la marca, o la preferencia en los temas a plasmar en sus óleos hasta ese entonces, ¿por qué?
Bueno una de las cosas más importantes en mi carrera de pintor, ha sido, que mis obras son consecuencia mi forma de mirar el mundo a través de mi mundo emocional y esto ha ido marcando periodos, como podrás ver en mi web site.


(El Pescador Solitario - acrylic on canvas, 150 x 100 cm) 

Claro, pero no en todos sus periodos está marcado el dramatismo del personaje frente a su entorno. Parece ser una expresión más clara en sus tres primeros periodos (La Academia, A la Sombra del Acero y Olas de Misterio).
Cierto inicio mis series con mucho dramatismo, consecuencia de mi ímpetu por plasmar mis orígenes con mucho carácter para distanciarme de corrientes desarraigadoras y reinantes en Lima de esa época.

¿Qué corrientes?
Por ejemplo una corriente pseudo abstraccionista o un conceptualismo que planteaba el anti arte cuyos líderes planteaban la desaparición de la pintura tradicional para suplantarla por sus propuestas. Aunque no lo creas, los figurativos fuimos perseguidos en esa época por los líderes de esta corriente tan fuerte, encabezada por un dominicano soberbio y agresivo llamado Luis Lama.

¿Perseguidos? ¿Cómo? ¿Boicoteaban sus exposiciones?
Nos negaban la participación en exposiciones, concursos bienales y todo evento de carácter difusorio, es por eso, que luego de mi exposición, Olas de Misterio, desarrollé mi carrera en Chile, Santiago de Chile.

En Chile, no había, entonces, esa predilección por destruir lo tradicional.
En otros países, si bien existía esta tendencia, no impedía la libertad de expresión para los artistas. En Chile el panorama fue muy benigno, ya que tuve mucha acogida, como podrás ver en las publicaciones puestas en mi facebook. En Chile la libertad de expresión plástica era evidente y el público chileno vio con muy buenos ojos mi presencia en su medio. En repetidas oportunidades que expuse mi galería “Praxis”, ésta estaba completamente llena con los medios de difusión como la televisión y prensa.

Volviendo al tema, Olas de Misterio, las obras que más llamaron mi atención fueron El Tren, Fantasía Marina y Presagio de una Tormenta. Hábleme un poco de ellos.
Bueno también hay que reconocer que uno es afortunado al encontrar historias que te cuentan los pescadores respecto a un pasado pletórico en bondades económicas. Uno de ellos me habló de un pequeño ferrocarril que desembarcaba productos traídos de otros países, entiéndase que el tren era cargado en el muelle con productos que desembarcaban los buques. Y llegaba hacia la gente humilde trayendo muchas novedades. Pero un día, todo eso terminó, y el pequeño tren quedó semi-enterrado en la arena y que por momentos era cubierto por las olas del mar el cual al retirarse parecía que este salía del mar. Es decir, mis pinturas expresaban las utopías de los pescadores, la situación del tren residía en el recuerdo de ellos.

¿Y el tren sigue ahí?
Lo único que pude ver eran unos residuos metálicos que aparecían luego de que la ola se retiraba.

(El Tren - acrylic on canvas, 150 x 100 cm) 

¿Fantasía Marina?
Es el primer tema que surge en esta serie, ya que es una alegoría a la impresión que me causo ver la bahía de Paracas por primera vez: los lobos, los fósiles marinos, enormes caracolas, demonios escondidos en las cavernas donde se introducen las olas. Esta serie es todo un apoteosis del mundo marino circundando al pescador.

En el segundo plano, me parece observar una fábrica.
Sí, claro. Como una constante en esta serie está la amenaza que significa la explotación industrial de la naturaleza en forma de una fábrica. Como tendrás en cuenta, en esa época yo estaba haciendo denuncias ecológicas. Nadie se tomaba el tiempo para denunciar la depredación de la naturaleza.

(Marinos de Fantasía- acrylic on canvas, 70 x 45 cm)

Por último, el que más me gustó: El Presagio de una Tempestad.
SÍ, todos mis cuadros, al igual que Presagio de una Tempestad, están hermanados por la misma fuente de la que nacen: los temores de la gente de mar en forma de demonios y sus añoranzas.

¿Algún otro cuadro, que merezca alguna mención?
Yo creo que en lo que hemos tocado reside la esencia de esta serie: el pescador, sus añoranzas y sus temores, a la sombra de la amenaza de polución.

 (Presage of Storm- acrylic on canvas, 90 x 45 cm)

3 comentarios:

  1. Las pinturas de Jaime Vásquez Quiroz, son una obra de arte en el estilo sub realístico , como utiliza el autor la forma , figura y colores para plasmar su imaginación ...felicitaciones por estas maravillas para mis ojos.

    ResponderEliminar
  2. Felicito a este pinto que sabe utilizar la forma, imaginación , colores , ritmo, clase, y el claro oscuro , en verdad que me gustan todos los cuadros ..Bello muy bello.
    Gracias por el deleite para mis ojos. Tasha . P.F.

    ResponderEliminar
  3. excelente @Jaime Quiroz =) combina muy bien la fantasía marina, su arte y otros..me gusta!

    pd. felicito tambien a la persona encargada de la entrevista, muy buena!!

    ResponderEliminar

Vamos, no seas tímido. Exprésate. Comenta.